Fascinación Acerca de challas por mayor

10 nológica de la historia social de los teatros en Melipilla a través de los capítulos de este ejemplar. Así y todo, el objetivo ulterior es determinar las causas que provocaron los cambios sociales, de manera que este estudio se ubica en el contexto propio de la sociología comprensiva 18. Sobre el enfoque teórico Hasta este punto, se han presentado posibles factores que podrían ayudar a explicar las particulares trayectorias de los teatros, mas es pertinente Precisar la Mecanismo de análisis de esta investigación, que son los teatros de Melipilla 19, comprendidos en un sentido amplio. Porque si acertadamente el teatro es un espacio de apreciación artística, siendo ésta su función manifiesta, también se construye, desde sus inicios, como un hito de urbanidad, espacio de socialización y ventana al mundo de la industria cultural. Asimismo, un Disección como éste, focalizado en explicar los cambios sociales de los teatros, busca, en última instancia, conocer las prácticas y sentidos que le entregaron las personas al teatro en cuanto espacio de armonía social. Adscribiendo a la formulación de Laclau, quien postula una identificación entre 18 En términos de Weber, la comprensión equivale a toda interpretación que persigue la evidencia, que búsqueda la captación interpretativa del sentido o conexión de sentido. Esto se relaciona igualmente con el objetivo explicativo a posteriori de la sociología comprensiva, es opinar, aquella indagación en las causas que provocan determinado aberración. Menciona Weber: Explicar significa ( ) para la ciencia que se ocupa del sentido de la acción, algo Triunfadorí como: captación de la conexión de sentido en que se incluye una actividad, luego comprendida de modo flagrante ( ). Weber, Max, Economía y Sociedad. Esbozo de Sociología Comprensiva, Segunda edición en castellano, decimotercera reimpresión, México, Fondo de Cultura Económica, 1999, p Al principio del capítulo 1 se establece una caracterización de la zona de Melipilla. las nociones de práctica y sentido 20, se debe encargarse que toda praxis social lleva consigo inscrito cierto discurso 21 sobre su acto. Por lo tanto, la tarea a realizar es indagar en aquellos discursos que los grupos sociales, los medios de comunicación de la época, entre otros actores sociales relevantes, inscriben a sus diversas prácticas sociales 22 de guisa consciente o inconsciente, de modo que la bordado principal en la investigación es preferentemente hermenéutica 23.

33 Carnaval de febrero. Cuadro lo que Melipilla había anhelado y perfectamente lo sabía el patrón Castro, que en 1913 exhibió la ajuste fílmica de Los Miserables, la que debió ser mostrada en dos díTriunfador, porque Cuadro muy extensa: contaba con metros de largura y venía en un total de 25 rollos. Fue el principal filme del año, unido con Quo Vadis. Pero al parecer no todo el mundo gustaba del estado de las cosas, porque no obstante en esta fecha el cartel que anunciaba la programación del teatro, emplazado en Plaza de Armas, aparecía destruido por paseantes que lo estropeaban. A pesar de su estrechez, igualmente la ciudad tenía otras entretenciones, conocidas tanto por los hombres del pueblo como por los de las haciendas, que concurrían a los numerosos prostíbulos ubicados en los cuatro puntos cardinales, desatando la molestia de católicos, liberales, conservadores y radicales, los que hacían sus descargos en la prensa 96. La ciudad crecía y con ella los deportes: el ciclismo y los clubes de fútbol, como el Baquedano y el Chile, surgían de la mano de clubes de tiro y box. A todos ellos se les denominaba sports. Quiénes practicaban los sports? Los sportsmans que en sus fields jugaban games. Esa era la nomenclatura de la época para las nuevas prácticas sociales provenientes de la Civilización anglosajona. Entre tanto el Teatro Melipilla introducía variaciones en dos ámbitos que expandirían la popularidad del recinto: la música y los géneros. El gran pantalla mudo estaba perfectamente y Bancal una ventana al mundo, pero el afonía podía ser evitado. En Santiago no obstante se hacía y el Melipilla comenzó a musicalizar las proyecciones con una lado de músicos en el interior del teatro. Esto fue de total antojo, pero acarreó problemas con el precio de las entradas, que debía subir considerablemente, y con la continuidad de intérpretes que sólo excepcionalmente podían tocar.

Su venida fue anunciada con semanas de anticipación. El día de la proceder llegó con una comitiva de 67 personas, en dos buses y un camión cargado con escenografía y equipos técnicos, bajo el ruido de helicópteros que sobrevolaban la zona y el camino expedito, porque el tránsito en la calle Ortúzar se había libertino solamente para ella. Desde Santo Antonio, El Monte, Talagante y otros rincones arribaron buses que estacionaron cerca de la sala de calle Ortúzar, sobrepoblada de seguidores. Adentro, en el camarín, la Novia de América se alistaba sin apuros para su espectáculo. Allá de divismos, solamente pidió un pollo cocido sin cloruro sódico para su perro chihuahua que la acompañaba siempre. Mientras se maquillaba, conversó un momento con una incondicional suya: la dueña de la fuente de soda. El mismo Oscar Arriagada, que conocía del fanatismo de la señAhora Alicia y de los buenos tratos que había tenido para con sus representados, la invitó a agregar a su actriz favorita. Media hora duró el coincidencia, hasta que minutos antiguamente de salir al escenario se despidieron. Para la hado fue quizás una prueba más de la calidez de sus fanáticos. Para la chilena, poco que la elevó por un momento del terreno de los mortales y la hizo caminar sobre las nubes. La ovación final que recibió fue la misma que cosechaba en todo el continente. Sus dos horas y fracción de comportamiento cerraron una velada que ocupa el podio de las más memorables del Palace. Figuraí como Albedrío Lamarque, el cantante y famosísimo actor norteamericano Dean Reed, que abriles antes había asistido al teatro de la vecina ciudad de El Monte, convocó un lleno total

22 En ese caldo de cultivo la ópera se hizo costumbre. Las compañíCampeón se quedaban en Pimiento durante meses, cubo que el transporte desde Argentina se hacía a lomo de mula. Copiapó y Valparaíso fueron las primeras ciudades en contar con espacios aptos para la ópera, verdaderos teatros edificados por la opulencia minera en la zona, en el primer caso; y por su condición de ciudad puerto, con incorporación presencia de inmigrantes 66 y una actividad comercial frenética 67, en el caso de la segunda. Santiago fue la tercera en sumarse a esta fiebre operática al inaugurar el Teatro Municipal en 1857 con una capacidad total de personas. Las tres ciudades se habituaron a estos espectáculos que arribaban solamente en temporada de invierno europeo. El resto del tiempo, el Municipal se veía iluminado con recitales líricos y poéticos, veladas bufas, bailes de caridad, zarzuelas y teatro. Era evidente sin embargo en esta época que mantener un espacio como el Municipal costaba una fortuna, y si bien la subvención municipal Bancal persuasivo, las diferentes concesiones debían apañarse mecanismos como la importación de palcos para suplir la merma, afectada aún más por el infeliz incendio de 1870 que dañó casi enteramente el edificio. Aún Triunfadorí, desde 1857 a 1900 se estrenaron 63 óperas y se cional de la Civilización y las Artes, 2010, p Valparaíso fue la ciudad chilena que mayor núsimple de extranjeros atrajo cerca de fines del siglo XIX y, de entre ellos, los españoles ocuparon posiciones de vanguardia. Navarro, C. & Estrada, B., Migración y redes de poder en América. El caso de los industriales españoles en Valparaíso en Revista Complutense de Historia de América, vol. 31, 2005, p Valparaíso es el puerto principal de Ají, la Nueva York de la costa pacífica de Sudamérica, siendo el mejor punto de negocios en la costa oeste (...) Tiene aproximadamente de 150 mil habitantes, pero su comercio es dos veces mayor que cualquiera ciudad de su tamaño en los Estados Unidos.

La sala de basura cuenta con el suministro necesario para el almacenamiento de las basuras, agua potable para el aseo e higiene de la sala. Posee un adecuado aislamiento para impedir escapes de olores o gases al exterior. Los ductos de basura cuentan en su parte superior con una challa de agua controlada por una grifo de paso ubicada y rotulada en el pasillo del primer asfalto, la que es usada cuando se requiera hacer el aseo e higiene del ducto o por incendio Precauciones. Los usuarios no deberán introducir manos o cualquier parte del cuerpo a través de la tolva, por cuanto es en gran medida riesgoso por la posible caída de objetos contundentes de algún suelo superior. No se deberá arrojar al doctrina de ductos, papeles encendidos, utensilios de vidrio, tarros de spray, botellas plásticas, ni ningún producto químico o combustible. La Delegación deberá recolectar desde los departamentos todo elemento de desecho que no puede ser eliminado a través del ducto. Siempre se deberá utilizar bolsas plásticas cerradas para eliminar las basuras desde las tolvas.

Pero pronto esto cambiaría. A partir de un nuevo intento en las dependencias de calle Valdés, Melipilla sí comenzaría a existir poco cercano a lo que anhelaba. El imperio del Teatro Colón: boxeo, estrellas, desnudos y escándalos El Teatro Colón inició sus funciones en enero de 1921 y bajó el telón a fines de Durante cinco primaveras acaecería por más de una Agencia y carearía grandes polémicas. La primera de ellas sobrevino cuando nadie lo esperaba, en momentos en que nada hacía presagiar que el buen comienzo post-inauguración se vería amagado por los sectores ultramontanos. Y eso que Melipilla sin embargo no Bancal un lado tan anodino ni fuera de las realidades sociales. Enero de 1921 sacó al pueblo el velo de su pasmosa tranquilidad. Fue un mes en que las vidas tras las sombras, los muros y las cercas de la hacienda pisaron fuerte en sus principales calles. Los protagonistas eran miembros del Consejo N 1 de campesnos de Culiprán que declaraban una inédita huelga por la negativa de Ana Wodehouse, su patrona, de aumentarles los salarios y mejorar su situación. Tras un avenimiento donde medió el Gobernante del Unidad, los trabajadores se manifestaron dispuestos a deponer la movilización, pero Wodehouse desistió a última hora de firmar el acuerdo. El diputado conservador por Santiago, Romualdo Silva Cortés, le había manifestado su 110 Realizada el domingo 16 de mayo de La Estado, 15 de julio de

Así asimismo, diversos son los factores que se pueden considerar para explicar estos cambios: la aparición de otros soportes de apreciación auditiva y audiovisual, la irrupción de nuevos mass media, el ataque de estado de 1973 y los sucesivos terremotos, son hitos que afectan fuertemente el devenir de los teatros. Por ejemplo, en el caso de la aparición de otros soportes de apreciación, la irrupción de mejor tecnología en los teatros, la aparición y generalización de los mass media y sus correspondientes soportes tecnológicos la radio y la tv y, después, la videocasetera, marcaron importantes obstáculos para la preeminencia del teatro como espacio hegemónico de exhibición y conexión con el arte y la Civilización. Sin embargo, en cada ciudad quizás se encuentren desenlaces diversos. Esto se relaciona con las lógicas e historias particulares de cada zona del país, el tipo de vínculo que existía entre ciudadanía y teatro, y la valoración social que cada ciudad le entregaba. No obstante, Melipilla y su historia poseen similitudes con otros lugares del país, tornándose este Descomposición valioso a la hora de pensar en la administración de centros culturales más integrales, como los que hogaño se levantan a lo prolongado de Ají. Dicho esto, la presente investigación se esmera en personarse un modelo explicativo de las causas que condicionaron el mengua y definitiva desaparición de los teatros en Melipilla. Lo cual no es llevado a mango mediante una mera descripción historiográfica, aunque sí se puede observar una descripción cro

& Larenas, J., Historias Locales III, Santiago de Pimiento, JUNDEP, San Martín, Gustavo, Melipilla en la literatura chilena, Santiago de Chile, Eds. Nueva Dirección, minos generales, todas estas publicaciones salvo algunos pasajes entregan información difícilmente utilizable como fuente histórica, no obstante sea porque describen leyendas, o porque contienen narraciones sobre hechos aislados débilmente contextualizados. En definitiva, se deja notar un débito de sistematicidad analítica, aunque claro está, ese no Bancal el objetivo de estos textos. Pero, lo que es aún más importante para descartarlos como fuentes secundarias, es que no aportan información relevante que nos permita contribuir a caracterizar la historia de los teatros en Melipilla. Otro aspecto que se deja notar muy claramente en todos éstos, es su clara referencia a la historia rural de Melipilla, cuestión que si bien es muy relevante en el incremento de la historia Particular, no es fundamental para los fines de la investigación. Igualmente hay otros dos textos susceptibles de destacar: Valores Sociales de un espacio urbano de Pedro Antonio Muñoz 39, publicado en el año 1987 e Historia de Melipilla de Hernán Bustos 40, aparecido en El primero corresponde a un estudio sociogeográfico de la ciudad de Melipilla. En él se aborda la problemática del bienestar urbano a través de un análisis que combinó técnicas estadísticas diversas. El autor diferencia entre el bienestar objetivo, medido por indicadores cuantitativos de aspectos materiales de la vida para lo cual utiliza la ficha CAS 41, y el bienestar subjetivo que estudia a través de una pesquisa de opinión. Entre los principales hallazgos está la inconformidad generalizada de las personas de la zona. Menciona Muñoz: es clara 39 Muñoz, Pedro Antonio, Valores Sociales de un espacio urbano. El caso de la ciudad de Melipilla, Santiago de Chile, Memoria Geógrafo Universidad de Pimiento, Op. cit. Bustos. 41 Sigla de: Comités de Concurrencia Social

En el primer tierra se encuentra el ingreso general al edificio, los accesos a las circulaciones verticales, llegada vehicular, sala de uso múltiple, baño personal, sala de basura, jardines y estacionamientos vehiculares de entrevista, Adicionalmente del servicio de conserjería. La estructura del Edificio es de hormigón armado. En el piso 10 se encuentra la zona de esparcimiento, contando con quinchos y piscina, Cada área cuenta con las siguientes instalaciones: Agua caliente: Proveniente de una central de agua caliente que llega al departamento por medio de un cabo del doctrina central, alimentando la cocina y los baños. Cada unidad cuenta con un remarcador. Electricidad (Iluminación y fuerza para toma corrientes): El tablero principal se encuentra en la entrada de llegada que contiene sus respectivos automáticos de corte. Adicionalmente, cuenta con medidores independientes por cada uno de los departamentos situado en el nicho de medidores de cada firme.

Se hicieron apoyar 186 El Labrador, 25 de octubre de por el Congregación de Amigos del Cuadro, quienes servían como Garlito y críticos de su trabajo. Establecido en dicha escuela construida en 1940 y con un salón de actos con escenario, el Cuadro Hermoso redebutó con la obra escrita por Armando Moock, Natacha, en que la directora Isaura Refugio interpretaba el papel de Georgina, Graciela Valenzuela el de Natacha y Ada Casanova a Rosa. La crítica positiva al montaje Particular por parte de la prensa alcanzó todavía para alabar los números de variedades que, al igual que siempre, acompañaban cada obra. Bendecida con una buena impresión, Isaura Pelliza realizó una tarea en materia cultural que la llevó a escribir notas sobre el tema en el periódico El Labrador y a formar parte de un naciente grupo cultural que en 1948 se comprometía a anunciar una revista titulada Concurrencia. A esa importancia, su Cuadro Bello brindaba funciones permanentes y fue un ejemplo de que en Melipilla Cuadro posible tener esperanza en el uso de sus espacios con teatro Particular. Lo que no lució nada auspicioso en torno a finales de los cuarentas fue el cúmulo de tragedias administrativas que cruzaron al Teatro Serrano. Cerca de afirmar que a lo amplio de esta decenio pasaron cuatro concesionarios a su mando: el ya conocido Francione, luego la sociedad Selman y Varcellino, ocupándolo primeramente Selman en exclusiva para luego alcanzar paso a Varcellino Hermanos, y sin embargo en 1950 le tocó a Hugo Stagno. Si el primero padeció la animadversión por su filiación política, los segundos a pesar de lo dificultoso que resultó el proceso de concesión manejaron con éxito la sociedad. Sin embargo ésta se dividió y, a poco circular, Selman recibió críticas porque las entradas eran muy caras, porque las películas no se oían y

108 en la Plaza de Armas, donde se podía ver el educación de los menores. Griselda Tostado, recuerda que: Teníamos que ir a todas las clases de folklore que hacía el conjunto de la Municipalidad, con el Nano Ruiz, la Alicia, Manuel Encina. Las hacían en el colegio porque éramos niñitas de las monjas y no podíamos salir. A posteriori hacían grandes actos. Se exacerbaba el folklore y no habían cuecas choras, las cuecas que se bailaban eran cuecas de salón y exacerbando el tema nacionalista mediante las actividades que hacía el colegio. Cuadro todo muy nacionalista. El folklore tuvo apoyo en Melipilla como nunca antaño. La canción Canto a Melipilla pudo ser grabada en estudios santiaguinos, gracias al apoyo del corregidor designado Eduardo Morales 246. Un ejemplo de esto es que dos años más tarde se creó el Primer Festival Folklórico, bajo el mando de Nelson Retamales. Organizado por el municipio y la Dirección Departamental de Educación de Melipilla los díTriunfador 15, 16, 17 y 18 de septiembre, se congregaron escuelas de la zona en el marco de un lleno total y con la presencia de las cámaras de Canal 13. Esta tiempo, el sitio elegido no fue el Palace, sino el recinto Alberto González, que tenía mejores accesos, más espacio para ejecutar las danzas y no necesariamente un peor sonido. La empresa Soinca todavía aportaba en esta corriente con el Festival Melipilla Canta con Melipilla de 1976, patrocinado por el Cuerpo de Bomberos y la Gobierno de Melipilla, que durante seis díVencedor dirimió entre las mejores canciones del género folklórico e internacional. Las fiestas de la primavera, que 246 El Labrador, 22 de septiembre de prosiguieron a cargo de la Secretaría Doméstico de la Juventud, todavía disfrutaron el folklore como hito permanente.

13, 2006, p El Mercurio, 21 de noviembre de El Labrador, 21 de junio de importante de espectadores, vieron en el teatro la sede para sus grandes veladas. La aparición de la radio fue igualmente un creador esencia en el auge del pugilato, al ser fuente de narraciones épicas y de transmisiones en directo de sus combates. Pegados al receptor del Centro Social Católico melipillano estuvieron los fanáticos de Luis el escultor de mentones Vicentini en su combate contra Rocky Kansas, a quien el 14 de julio de 1924 derrotó en 11 rounds, en el Queensboro Stadium de Long Island, Nueva York. Vicentini y Estanislao el Tani Loayza fueron las figuras principales del box en Chile, mientras los créditos locales eran Antonio Franchini y Manuel Pailamilla, quienes se daban cita asiduamente en combates que se sucedían en promedio una oportunidad al mes, con pugilatos preliminares y un imán peculiar: el Match Royal. En él, cuatro niños eran vendados y echados al ring para que repartieran golpes donde cayeran. Con el box el Colón no sumó puntos para ser un palacio, a pesar de que seguía con vida y alojó memorables jornadas. La encuentro de Luis Vicentini, en enero de 1925, fue un hito para la cultura popular al ser la primera gran figura del deporte nacional que arribó a Melipilla. Una exhibición en el recinto de calle Valdés atrajo a una multitud de muchachos humildes, a la momento que su presencia en el Colón Bancal aprovechada por las autoridades para exhibir películas educativas en Vigor, tendientes a frenar las muertes por tifus 124. Para 1925 era evidente que allí no se produciría el tránsito de una barraca a un palace. Este Bancal el paso que en Estados 124 La higiene era una tarea imperiosa para las sociedades de la época, Figuraí como la protección general de enfermedades. Ají sufrió entre 1918 y 1920 la asesinato de personas producto de la influenza

Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para ayudarnos a mejorar nuestro sitio web y Triunfadorí prestar mejor servicio, de este modo podemos mejorar la navegación por el mismo. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies

Esta presencia universitaria, canalizada hacia Melipilla por personas que estudiaban en los principales planteles estudiantiles, o por las mismas unidades de extensión, para inicios de los años sesenta marcaba de guisa importante el incremento incipiente de iniciativas estético-culturales. Esto, mezclado con la pujanza propia del Ateneo, configuraban un panorama que se sucedía con hitos relevantes, como el Salón de Artes Plásticas, inaugurado en 1959 con un concurso de acuarela, dibujo y fotografía, en donde el jurado justamente lo integraban maestros del Instituto de Extensión de Artes Plásticas de la Universidad de Pimiento. La ciudad todavía vivía un año en el éxtasis deportivo al alojar en su seno la vigesimoquinta estampación del Campeonato Doméstico de Básquetbol Masculino, con la presencia de doce equipos que en el verano click aqui de 1961 hicieron temblar la antigua medialuna convertida en coliseo deportivo. Los partidos, el bullicio, los inclinacióníos y el crecimiento deportivo marcaron una de las fechas más importantes en el deporte Particular a lo extenso del siglo XX 201. En dicho bullicio fue que sobrevino una aviso inesperada. Al concluir el arreglo de arrendamiento con Demetrio Pérez, en 1961, se cerró por un tiempo el Teatro Serrano para diversos arreglos, entre los que se contemplaban el traslado de los servicios higiénicos, el cambio de suelo, la ampliación del foyer, el arreglo de camarines, muros y del techo. Ayer del candado, 201 En dicho campeonato, realizado entre el 21 de enero y el 2 de febrero, intervinieron las selecciones de Cabildo, Concepción, Temuco, Valparaíso, Linares, Osorno, Santiago, Universidad Católica, Iquique, Universidad de Ají y Melipilla. La final fue disputada entre Valparaíso y Universidad Católica, con triunfo para los porteños, que contaban con la gran figura de Francisco Kiko Valenzuela

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *